Tikal Desarrolladora

Verano yucateco: de Mérida a Progreso

junio 17, 2022

La “Temporada”: Tradición de todas las vacaciones

“La temporada” consiste en la tendencia generalizada de los oriundos de Mérida a trasladarse a una casa de verano en la playa para pasar ahí las vacaciones en familia. Ya sea en Progreso, Telchac, Uaymitún, Chuburná, Chelem, Chixchulub o San Bruno, los yucatecos no pueden dejar pasar la oportunidad de darse un respiro de la ciudad cada año y disfrutar de la costa de la península para tomar un descanso y participar en actividades gregarias.

Se trata de una costumbre tan arraigada que podría considerarse una tradición. Se toma por sentado que si tu familia lleva asentada en la capital del estado por generaciones y tienen los recursos necesarios, casi seguramente tendrán una propiedad en una de las playas cercanas, que cada Semana Santa y verano se vuelven punto de reunión para los locales más arraigados. Pero incluso un foráneo puede disfrutar del plácido ambiente de la costa yucateca, ya que anualmente miles de personas alquilan una vivienda en esta rica zona turística.

Lo que tienes que saber si no eres de Yucatán:

En esta temporada alta, se realiza una estancia más breve en Semana Santa y posteriormente se lleva a cabo en su totalidad durante los meses de julio y agosto para coincidir con el calendario de la SEP; sin embargo, recientemente muchas escuelas privadas terminan su curso escolar desde mediados de junio, lo que ha facilitado viajes más prematuros.

La ubicación es ideal: a solo aproximadamente 30 kilómetros de la capital yucateca, esta distancia no es mucha comparada con los trayectos que se realizan en las grandes metrópolis. Es fácil disfrutar la estancia en la playa sin perderse de visitar los imperdibles atractivos turísticos de la Ciudad Blanca. Así, no tienes que sacrificar tu recorrido por Paseo Montejo, tu visita al Gran Museo del Mundo Maya ni tu fotografía en el Momumento a la Patria para poder gozar de tu estancia a la orilla del mar.

El sello de las vacaciones yucatecas

 

En el transcurso de esas semanas, hay un ambiente de camaradería y familiaridad entre personas vecinas. Es una atmósfera de amabilidad palpable y contagiosa que pone de manifiesto la hospitalidad yucateca. Las personas foráneas son más que bienvenidas, siempre y cuando cuides la cultura y respetes las costumbres del lugar.

 

Los bares más populares como el antro Classico y establecimientos populares como la pastelería Tere Cazola, abren sucursales especiales en Progreso y Chixchulub solo durante ese tiempo porque saben que su clientela principal se muda temporalmente. 

Actividades que no te puedes perder

 

 

Algunas de las actividades que valen la pena son los paseos en yate por la Marina Diamante, o los fines de semana de pesca en Arrecife Alacranes, que se encuentra a 130 km de la costa de Puerto Progreso. Puedes tomar clases para veleros, y participar en el torneo anual de regatas, competencias de velocidad entre embarcaciones.

Otras actividades que se realizan durante la temporada son el fútbol en la arena, los paseos en moto acuática y las parrilladas de salchicha, así como cualquier práctica que relaciones con la playa. Algo muy común es el hábito de “bardear”: sentarse en la barda esperando que pase alguien, hasta que el grupo empiece a crecer y se arme una reunión improvisada. También es común que las fiestas de cumpleaños tengan temática de “hawaianada” con antorchas y atuendos que asemejan la cultura de la isla del Pacífico. Y como es una entidad con el catolicismo muy arraigado, los domingos en Chixchulub se ofrecen misas, la más concurrida siendo por las mañanas.

Vive la experiencia de la temporada

Esto es solo un bosquejo muy ambiguo de la temporada, una experiencia que verdaderamente se debe vivir en carne propia. Hay mucho por disfrutar tanto para locales como para foráneos; si bien es algo muy típico del lugar, Progreso se ha modernizado para recibir turistas y nuevos residentes con la misma calidez. Tú también puedes gozar del nuevo malecón, los establecimientos de moda y sobre todo, de la bella costa del sureste. 

Ya sea tradición, costumbre, ritual o como se le quiera llamar, la temporada llena las playas yucatecas de un ambiente único en su tipo. 

Posted in Uncategorized
Write a comment